¿CÓMO GARANTIZAR EL ÉXITO?


Constantemente escuchamos frases como “¿por qué eres tan pesimista?” y “deberías ser más optimista”, pero ¿realmente sabemos lo que significa el optimismo? ¿Es real que con una actitud positiva ante la vida se logran mejores resultados? Sí; no obstante, va más allá de despertar y decir “voy a ser optimista a partir de hoy”, esta actitud ante la vida se construye desde cero y a partir de un gran esfuerzo.



Felicidad

En lugar de exigirnos y forzarnos a ser optimistas en situaciones de estrés o negativas, lo que debemos hacer es empezar con pequeños cambios y tratar de llevar esta postura ante cualquier circunstancia. Esto nos permitirá percibir lo bueno y lo malo de una forma que construya y no destruya nuestro camino al éxito.



“Entre el optimista y pesimista la diferencia es graciosa; el optimista ve la rosquilla, el pesimista el hoyo” Oscar Wilde



Es decir, se trata de derrumbar por completo la posibilidad de culparnos cuando algo sale mal y no desviarse a causa de la frustración de un tropiezo. Hay que analizar cada experiencia, positiva o negativa, con el objetivo de ver lo que nos permite avanzar y no lo que nos detiene o nos hace retroceder.


Por tanto, te transmitimos las siguientes recomendaciones para que puedas desarrollar una actitud optimista que te deje un paso más cerca del éxito:


1. Cree en ti: confía en tus capacidades y habilidades a la hora de plantearte un objetivo. Tienes que considerarte capaz de obtener los mejores resultados.


2. Identifica lo bueno que te suceda: dale prioridad a lo positivo de tu vida, por ejemplo, evaluar al final de cada día lo mejor de este.


3. Reconoce tu esfuerzo: no menosprecies los resultados positivos bajo ningún motivo, cuando algo salga bien date el mérito suficiente.


4. Evita la culpa: si algo sale mal, no caigas en echarte toda la responsabilidad por el fallo. Por ejemplo, si te regañan en el trabajo, no es que no seas apto o apta para realizarlo y debas buscar otra profesión, debes verlo como una oportunidad para seguir aprendiendo y mejorar.


5. Recuerda que no es para siempre: a lo largo del camino hay baches, pero no olvides que duran un instante. Es importante no estancarse en la posibilidad de que la situación no mejore.


6. No te compares: recuerda que cada persona tiene un contexto distinto y por lo tanto un proceso particular para llegar a una actitud optimista.



“Cada vez que caigas, recoge algo” Oswald Avery



Una persona optimista, la cual seguramente puso en práctica estos consejos, está más cerca de alcanzar el éxito en cualquier objetivo que se proponga. Consiste en tomar la decisión de adentrarse en un proceso largo y complicado, pero que nos alejará del pesimismo y nos acercará al éxito.




Conoce más en www.live135.mx

Entradas Recientes

Ver todo